¿Qué es un lector RFID?

Lector RFID

¿Qué es un lector RFID? Un lector RFID o conocido como interrogador, son dispositivos que se encargan principalmente de surtir energía a los tags RFID pasivos, cuyo principal objetivo es transmitir y recibir señales, transformando las ondas de radio de los tags en un formato legible para las computadoras.

Para lograrlo, estos lectores deben estar conectados a una antena, estar incorporados a otros elementos o ser totalmente autónomos, por ejemplo, cintas transportadoras, brazos mecánicos e impresoras.

Lector RFID

¿Cómo funciona un lector RFID?

Es importante saber cómo funciona, ya que las soluciones RFID se componen de una etiqueta RFID, una antena RFID y un lector RFID.

Dependiendo del tamaño del almacén y la configuración, también es necesario instalar portales RFID o arcos de lectura.

Al pasar la mercancía la antena detecta el tag o la etiqueta inteligente, emitiendo una señal al lector, este es el que valida la información contenida en la etiqueta.

El lector, por su parte, envía la información al sistema central del cliente, donde los datos son actualizados al momento.

Estos datos se transmiten de forma segura, disminuyendo los posibles errores que se darían de otro modo.

Este tipo de seguridad se traduce en que muchos almacenes de logística usan este tipo de tecnología, porque mejora la trazabilidad de los productos que se tratan en estos lugares.

También, es muy recomendable en sectores, por ejemplo, el de la sanidad, donde una confusión de datos podría tener peligrosas consecuencias para el paciente.

Funciones del lector RFID

Una de las funciones del lector RFID es que son capaces de escribir y leer un tag, ya que su función lectora, lee los datos almacenados en el chip del tag.

Es por eso, que su función de escritura se encarga de escribir los datos adecuados sobre el chip del tag, por ejemplo, cuando un fabricante envía productos terminados a un centro de distribución, logrando escribir la identificación del creador en el tag del producto.

Otra función es manejar la situación que se presenta cuando más de un tag responde de forma simultánea a un interrogatorio.

A esto se conoce como procesamiento anti-colisión y se hace por medio de la electrónica del interrogador usando su software.

Un lector tiene que estar conectado mediante cables de antenas para realizar la transmisión y recepción de las señales. Los lectores portátiles cuentan con antenas incorporadas o conectarse con módulos de lectura externos, estos usan protocolos estándar de comunicación.

Este tipo de tecnología es muy utilizada en el uso de tarjetas de PVC contactless con el objetivo de crear tarjetas propias para empresas, agrupaciones y clubs que se adapten a sus necesidades. Si tienes alguna duda más sobre ellas, consúltanos, estaremos encantados de ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *